Función y Funcionalización por Niklas Luhmann.

Entre tanto, el método funcional y la teoría de sistemas en él presupuesta se elevaron hasta convertirse en una importante concepción de la investigación sociológica

 

por Niklas Luhmann[i]

Universidad de Bielefeld

 

Función

En el uso sociológico predominante, el concepto de función designa determinados rendimientos desde el punto de vista de la contribución a la conformación de un sistema social. Esta elaboración conceptual no está anudada al concepto matemático de función, sino al uso común europeo que se remonta hasta el Medievo y que entiende a la función como la realización de tareas específicas de manera obligatoria de una parte en el marco de un todo. En este sentido, Spencer (1883:435-437) había atribuido un significado fundamental al concepto de función dentro del ámbito de su teoría progresiva de la diferenciación y de la integración. El hecho de que el concepto de función fuera adoptado tanto por Durkheim como por la etnología anglosajona fue determinante para su posterior desarrollo. Ambas posturas se mantuvieron ajenas a esta teoría de la evolución que en el ínterin había quedado obsoleta y fueron refractarias a sus representaciones biológicas elementales.

Durkheim ([1895] 1985) entiende la función como el “propósito objetivo” de una institución social. Esta definición teleológica se logró distanciar al concepto de la voluntad subjetiva de los seres humanos que participan de ella, pero no alcanzó una concepción libre de valores y en consecuencia permaneció controvertida. Gracias a la ayuda del análisis funcional, la etnología anglosajona pudo adelantarse a los viejos enfoques investigativos, puramente descriptivos o evolutivamente social-darwinistas, e indagó los fenómenos que estudiaba según su función en la integración de los sistemas sociales (Malinowski [1944] 1960:145-176; Radcliffe-Brown 1952:178-187). En la teoría estructural-funcional de Parsons (1951; 1964) se encuentra una síntesis de ambas perspectivas heterogéneas que relaciona el concepto de función con los problemas de mantención de los sistemas de acción [die Bestandsprobleme von Aktionssystemen].

Entre tanto, el método funcional y la teoría de sistemas en él presupuesta se elevaron hasta convertirse en una importante concepción de la investigación sociológica. La impetuosa crítica del neopositivismo, la cual le reprocha al funcionalismo particularmente su falta de claridad en su concepción de sistema, los prejuicios valorativos y la falta de control empírico, no ha logrado obstaculizar su ascenso (Nagel 1956:257-283; Hempel 1959:271-307). Parece que esa borrosidad tan característica, puesta con toda razón al descubierto por la crítica, resulta ser imprescindible cuando se trata de indagar sistemas de acción de gran complejidad. Todos los aspectos singulares del funcionalismo actual como la orientación fundamental hacia la comparación frente a “otras posibilidades”, la vaguedad de la fórmula de conformación sistémica [Systembestandsformel], el interés por la función latente, y no sólo por la manifiesta, el interés por la función negativa, y no sólo por la positiva, ya sea en el caso del mantenimiento como en el del cambio, dan a entender en su conjunto que el motivo subyacente que mantiene efectivo al concepto de función es el aumento del volumen de complejidad del sistema [Fassungsvermögens für Systemkomplexität].

Literatura Relevante

Bock, K. E. (1963). Evolution, Function, and Change. American Sociological Review, 28(2), 229-237.

Davis, K. (1959). The myth of functional analysis as a special method in sociology and anthropology. American Sociological Review, 24(6), 757-772.

Isajiw, W. W. (1968). Causation and Functionalism in Sociology. London: Routledge.

Luhmann, N. (1962). Funktion und Kausalität. Kölner Zeitschrift für Soziologie und Sozialpsychologie, 14, 617-644.

Martindale, D. (Ed.). (1965). Functionalism in the Social Sciences: The Strength and Limits of Functionalism in Anthropology, Economics, Political Science, and Sociology. Philadelphia:  American Academy of Political and Social Science.

Steinbeck, B. (1964). Einige Aspekte des Funktionsbegriffs in der positiven Soziologie und in der kritischen Theorie der Gesellschaft. Soziale Welt, 15(2), 97-129.

Funcionalización

La funcionalización es la disposición de estados de ser [Seinszuständen] referidos a funciones específicas. Los estados funcionalizados no encuentran sus límites de variación y, por tanto, su principio de existencia en sí mismos, en su «esencia» o en su «sustancia», sino que lo encuentran en la función en relación con la cual se encuentran ordenados. De ellos se predica que no están determinados por sí mismos, sino a través de otros en un doble sentido: por un lado, porque están determinados por la función a la que sirven, y, por otro, porque están determinados por las posibilidades funcionalmente equivalentes por las cuales pueden ser intercambiados, por ejemplo, mediante la estimación de los costos de las alternativas. Al reflexionar sobre este concepto y desarrollar sus consecuencias y su implementación dentro del mundo (Cassirer 1923), encontramos que ofrecería una contra-ontología [Gegenontologie] que desafiaría con dejar de apoyar la existencia del mundo sobre el ser del ente, para hacerla descansar sobre la disponibilidad de otras posibilidades en los sistemas. Sin embargo, el uso corriente del concepto no avanza en esta dirección radical y se contenta con referirlo apenas al ámbito de las partes de un mundo entendido aún de manera ontológica. Por esta razón, el concepto continúa despertando suspicacias.

_________________

Citación ISO 690:

  • Luhmann, N. (2020). Función y Funcionalización. Sistemas Sociales [en línea] 2020. [Fecha de Consulta]. Disponible en http://sistemassociales.com/funcion-y-funcionalizacion/

Citación APA:

  • Luhmann, N. (2020). Función y Funcionalización. Sistemas Sociales. Recuperado desde http://sistemassociales.com/funcion-y-funcionalizacion/

_________________

[i] Traducción de Sergio Pignuoli. Revisión y edición por Felipe Pérez-Solari. Ambas entradas fueron contribuciones de Luhmann al renombrado Diccionario Histórico de Filosofía (1971-2007) editado bajo la dirección de Joachim Ritter. Para “Función” se optó por dejar de lado las aportaciones de otros autores al concepto desde la matemática o la psicología. “Funcionalización” fue escrito por el sociólogo alemán a solas.

Fuentes: Steiner, H. G., Noack, H., Heede, R., Luhmann & Luhmann, N. (1972). Funktion. En J. Ritter (Ed.): Historisches Wörterbuch der Philosophie, Bd. 2, (p. 1138), Basel: Schwabe Verlag.; Luhmann, N. (1972): Funktionalisierung. En J. Ritter (Ed.): Historisches Wörterbuch der Philosophie, Bd. 2, (p. 1143). Basel: Schwabe Verlag.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *